Cómo conseguir unas Vacaciones Seguras


 

Vacaciones sanas, tranquilas y sin contratiempo implican un cierto grado de planificación. Independientemente del lugar que se visite, siempre es necesario tomar medidas antes de poner la maleta en el auto y emprender viaje. Playa o campo, una exótica ciudad del Africa o una cosmopolita capital europea, todos exigen ciertos requerimientos mínimos para brindar una acogida grata y sin sobresaltos. Desde un botiquín de primeros auxilios hasta una vacuna contra la fiebre amarilla, son aspectos en los que debe pensar antes de marcar feriado en el calendario.
Considerando esto, hemos elaborado un listado de aspectos básicos que no debe descuidar antes de iniciar vacaciones.
 
Reglas generales
Es necesario llevar:
- Un botiquín de primeros auxilios
- Bloqueadores de sol, sombreros y lentes para el sol
- Medicamentos que no requieren prescripción médica y que se pueden requerir (por ejemplo: analgésicos)
- Tarjetas de salud o de seguro médico
- Sus registros de inmunización, sobre todo si viaja a otro país. Algunos países exigen certificados de vacunación contra enfermedades como la fiebre amarilla
 
Antes de salir:
- Consulte con su médico si está tomando algún medicamento. Es recomendable llevar los fármacos a la mano y no con el equipaje
- Confirme antes de trasladarse al extranjero si allá tendrá o no cobertura de su seguro médico
Es recomendable:
- Al llegar, verificar el número de emergencia local, ya que no todas las comunidades usan el 911
 
Medidas sanitarias:
- Si el destino es un país económicamente menos desarrollado, no se debe beber el agua de la llave para evitar el riesgo de diarrea u otras enfermedades transmitidas por esta vía. Hay que tener en cuenta que el hielo también puede estar contaminado.
- El agua envasada puede ser segura, siempre que sea envasada en la fábrica. Son confiables las bebidas carbonatadas, la cerveza y el vino.
- Los alimentos cocidos suelen ser seguros, pero los alimentos crudos como ensaladas (lechuga y vegetales crudos), frutas con cáscara, leche sin pasteurizar, productos lácteos, pescados o mariscos crudos, o carne mal cocida pueden producir problemas gastrointestinales, hepatitis, triquinosis, brucelosis, etc. Se recomienda comer en restaurantes reconocidos por su impecable manejo de los alimentos.
- Si presenta diarrea, debe ingerir mucho líquido envasado. Caldos y bebidas carbonatadas son buenos para conservar el vigor.
- Si la diarrea se acompaña de fiebre o sangramiento debe consultar médico en el lugar.
 
 
Playa y Sol
Cuidados básicos:
- Proteger la piel con un filtro solar con factor de protección solar elevado, superior a 15. La luz solar contiene dos tipos de rayos ultravioleta: los UVA, que aumentan el riesgo de cáncer de piel, envejecimiento y otras enfermedades cutáneas, y los UVB, que provocan quemaduras de sol y pueden provocar cáncer de piel. Hay que limitar la cantidad de luz directa del sol entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.
- Beber mucha agua regularmente y con frecuencia, incluso si no se siente sed, porque el cuerpo necesita agua para mantenerse fresco. Hay que evitar las bebidas con alcohol o cafeína porque empeoran los efectos del calor sobre el organismo, principalmente la cerveza, que provoca deshidratación.
- Prestar atención a las señales de una insolación, porque el golpe de calor puede ser mortal. Los signos son piel caliente, enrojecida y seca; pulso rápido y débil; respiración superficial y cambios de conciencia.
- Proteger los ojos con lentes que contengan buenos filtros solares. Hay que asegurarse con los que absorben al menos el 90 por ciento de los rayos ultravioleta del sol.
 
 
Consulte antes de viajar
Si su destino es un país con enfermedades complicadas como la malaria, fiebre amarilla y otras, le sugerimos consultar previamente centros médicos especializados. La Facultad de Medicina UC cuenta con el “Centro de Enfermedades Tropicales y Salud del Viajero” (teléfono: 354 3323). Este dispone de médicos infectólogos que atienden las consultas de personas que viajan al extranjero realizando una evaluación general, estimando el riesgo de adquirir enfermedades de acuerdo al destino elegido, entregando medidas generales, indicando un plan de vacunación adaptado a la situación particular y prescribiendo la profilaxis de malaria con los medicamentos que se requieran según el destino. Es recomendable que su consulta se realice con varias semanas de anticipación para poder realizar las vacunaciones o procedimientos correspondientes.

           

<< INICIO