Revista “Spine Journal” publica trabajo del Dr. Julio Urrutia

Los especialistas estudiaron la prevalencia de lumbago como causa de licencia médica entre 10 mil licencias recibidas por la Comisión de Pensiones e Invalidez, COMPIN entre octubre de 2006 y octubre de 2008.

El Dr. Urrutia explica que los pacientes que las licencias más prolongadas se concentran en trabajadores manuales, personas que ya habían tenido licencias por la misma causa durante el año anterior y entre aquellos que fueron atendidos por un traumatólogo. Ello se explica, dice Urrutia, porque es probable que quienes consultan al especialista presenten cuadros más complejos que quienes consultan a médicos generales. Mientras, las mujeres no embarazadas y los hombres recibieron permisos por enfermedad por tiempos similares.

En promedio, según la investigación, el promedio de los subsidios por enfermedad alcanzó a US$ 110 por cada paciente, lo que representó a Fonasa un gasto total de US$ 4.680.000 en el periodo estudiado.

El Dr. Urrutia afirma que en años recientes los gastos asociados al lumbago se han incrementado debido principalmente a un aumento en la incidencia de este síndrome así como al aumento de licencias médicas por esa causa. Aunque la recomendación de los especialistas es que quienes sufren de lumbago deben permanecer en actividad y continuar con su rutina laboral, salvo algunas excepciones, un estudio holandés divulgó que el 20% de los pacientes con lumbago se ausenta de su trabajo.

“La mayor parte de los pacientes puede volver al trabajo después de un periodo breve de descanso. Sin embargo, hay factores psicosociales determinantes para un reposo mayor. El estado de ánimo, la ansiedad, la depresión, la insatisfacción laboral, las exigencias físicas del trabajo están entre ellos”, advierte el Dr. Urrutia.

En la investigación realizada en conjunto por médicos del COMPIN y especialistas de la UC se seleccionaron 10.000 licencias médicas de un total de 785.064. Los criterios de inclusión eran, básicamente, que el diagnóstico fuera lumbago o dolor lumbar agudo, definido como un episodio de menos de 4 semanas de duración. Los criterios de exclusión, en tanto, fueron que el dolor se asociara a una causa laboral, el embarazo o que los pacientes tuvieran una historia anterior de licencia médica por esta causa de más de 4 semanas durante los 12 meses previos.

El trabajo analizó la variabilidad en la duración de la licencia médica por edad, género, monto de las licencias y la especialidad del médico que indicó el reposo. También se estudiaron los tipos de trabajo realizados por los pacientes y los gastos asociados al pago de subsidios.

Entre las 10 mil licencias médicas analizadas, se registraron 540 casos de lumbago. El 51.1% de los beneficiados realizaba trabajos manuales mientras que el 13% se ocupaba de tareas administrativas. La edad promedio de los pacientes fue de 36.1 ± 11.3 años y el periodo promedio de licencia médica fue de 7.10 ± 3.69 días. El 40.9% de las licencias fueron otorgadas a mujeres. Sin embargo, ellas registran más licencias anteriores por la misma causa que los hombres.

“Nuestros resultados son muy similares a estudios realizados en poblaciones de países con realidades socioeconómicas muy diferentes. En todos estos trabajos los investigadores coinciden en que el lumbago o dolor lumbar agudo representa un enorme impacto económico para los países que es preciso tener en cuenta”, dice el Dr. Urrutia.

Un tema que queda enunciado es el hecho de que la legislación chilena no cubre al 100 por ciento los periodos de reposo sino sólo a partir del cuarto día a menos que las licencias sean por más de 11 días lo que puede resultar en un factor relevante para la prescripción de un reposo más prolongado.