Tipos de cáncer que tratamos > Leucemia aguda

> Cuidado de niños con Leucemia
> ¿Qué es la Leucemia?
> ¿Quién es diagnosticado con Leucemia?
> ¿Cuáles son los mayores tipos de Leucemia?
> Leucemia Linfoblástica Aguda
> Las Leucemias Mieloides
> ¿Cuáles son los signos y síntomas de la leucemia?
> ¿Cómo se diagnostica la Leucemia en su niño?
> ¿Cómo se trata la Leucemia?
> Etapas del tratamiento
> Efectos tardíos / Sobrevivientes de cáncer

Cuidado de niños con Leucemia
Cuando su niño es diagnosticado de Leucemia, usted desea el cuidado de expertos. Nosotros tenemos un equipo multidisciplinario de expertos altamente capacitado, con gran experiencia, conformado por Oncólogos, Cirujanos, Radioterapeutas Oncólogos, Patólogos y Enfermeras quienes proveerán un experto manejo del cáncer de su niño. Adicionalmente, nuestros investigadores están a la vanguardia de las investigaciones y el desarrollo de las nuevas terapias para tratar la Leucemia.
arriba

¿Qué es la Leucemia?
La leucemia es un cáncer en la médula ósea y la sangre y es el tipo más común de cáncer infantil. La médula ósea es el tejido esponjoso y suave en el centro del hueso y produce los tres tipos de células sanguíneas: los glóbulos blancos que combaten las infecciones, los glóbulos rojos que transportan el oxígeno al cuerpo y las plaquetas que ayudan a la coagulación para evitar sangramientos.
Cuando un niño tiene leucemia, la médula ósea comienza a generar células sanguíneas que no maduran adecuadamente. Estas células inmaduras continúan reproduciéndose, rodeando a las células sanas. Normalmente las células sanas se reproducen sólo cuando tienen espacio suficiente.
Adicionalmente, el cuerpo regula la producción de células enviando señales para comenzar o parar la reproducción o para que éstas mueran. Cuando la leucemia está presente, las células leucémicas pueden enviar señales falsas a las células normales para que no se reproduzcan; al mismo tiempo, las células leucémicas no responden a la señal de parar de reproducirse. Todavía no se entiende cómo sucede esto.
La mayoría de las leucemias en niños resultan por una mutación de uno o varios genes que permiten que las células leucémicas se reproduzcan.
Algunos factores como las infecciones con ciertos virus, químicos o medicamentos han sido asociados con el desarrollo de la leucemia. Raras enfermedades hereditarias que afectan la producción de médula ósea también predisponen a algunas personas a desarrollar leucemia. Sin embargo, poco se conoce sobre las causas actuales de la gran mayoría de casos de leucemia infantil.
arriba

¿Quién es diagnosticado con Leucemia?
La leucemia puede ocurrir a cualquier edad, pero es más comúnmente vista en niños de 2 a 6 años de edad. Ocurre ligeramente más a menudo en hombres que en mujeres. Los niños de origen caucásico son más propensos a tener leucemia que los niños de otras razas. Los niños con ataxia-telangectasia corren el riesgo de desarrollar leucemia y linfomas. Los niños con Síndrome de Down tienen un mayor riesgo de desarrollar leucemia que los niños con ciertos síndromes genéticos raros, incluyendo: Anemia Fanconi, Síndrome de Bloom, Síndrome de Shwachman-Diamond y Síndrome de Kostmann. Sin embargo, muchas leucemias ocurren de igual forma en niños sanos con anormalidades no reconocibles.
arriba

¿Cuáles son los mayores tipos de Leucemia?
Los mayores tipos de leucemia que ocurren en niños son:

Leucemia Linfoblástica Aguda
Leucemia Mieloide Aguda
Síndrome Mielodisplásico
Leucemia Mieloide Crónica
Leucemia Mielomonocitica Juvenil

arriba

Leucemia Linfoblástica Aguda
Alrededor del 80% de todas las leucemias infantiles son por leucemia linfoblástica aguda, también denominada Linfocito Agudo o Leucemia Linfoide. La leucemia linfoblástica aguda afecta las formas inmaduras de glóbulos blancos llamados linfocitos. Existen dos tipos básicos de linfocitos, linfocitos-B y linfocitos-T y sus formas inmaduras son la fuente de dos consecuentes de leucemia linfoblástica aguda, Leucemia Linfoblástica Aguda Estirpe T o Leucemia Linfoblástica Aguda pre-B. El trabajo de los linfocitos es identificar y combatir sustancias extrañas, bacterias y virus en el cuerpo. En la Leucemia Linfoblástica Aguda, la médula ósea produce demasiados linfocitos inmaduros (llamados linfloblastos), los cuales no maduran correctamente. Los linfoblastos se reproducen en exceso y limitan el normal crecimiento de las células sanguíneas. Las células sanguíneas inmaduras (blastos) no tienen la capacidad de combatir infecciones.
arriba

Las Leucemias Mieloides

Las leucemias mieloides se encuentran entre el 15 al 20% de las leucemias infantiles. La leucemia mielogena aguda, es también llamada mieloide aguda o leucemia mieloblastica aguda. Existen varios subtipos de leucemia mieloide aguda, los cuales están clasificados por su apariencia bajo el microscopio, por las proteínas sobre la superficie de las células (inmunofenotipo), los cambios en el número o estructura de los cromosomas (citogenéticas o cariotipo) y por las mutaciones en ciertos genes.
Los subtipos de leucemia mieloide aguda son:

Leucemia Indiferenciada Aguda
Leucemia Granulocitica Aguda
Leucemia Promielocitica Aguda
Leucemia Mielomonocitica Aguda
Leucemia Monoblastica Aguda
Eritroleucemia Aguda
Leucemia Megacarioblastica Aguda

Cada uno de estos tipos de leucemia origina las células precursoras o jóvenes que están supuestas a formar células sanguíneas maduras normales. En la leucemia granulocitica aguda, la médula produce demasiados precursores de granulocitos (llamados mieloblastos), un tipo de glóbulos blancos, que cuando maduran, combaten infecciones, particularmente las bacterianas. Con la leucemia mieloblastica, sin embargo, no pueden madurar y en consecuencia no pueden combatir infecciones. Es así como la sobreproducción de mieloblastos rodea las otras células sanguíneas.
En la leucemia promielocitica, los promielocitos que están sólo un poco más maduros que los mieloblastos bloquean las células de médula normales. En la leucemia monoblastica aguda las células leucemicas, el monoblasto, es el precursor del monolito, otro tipo de infección –combate los glóbulos blancos. La leucemia mielomonocitica consiste en células con características tanto de monoblastos como de mieloblastos. En contraste, la eritroleucemia es un cáncer de los glóbulos rojos jóvenes llamados eritoblastos, y la leucemia megacarioblastica aguda es una leucemia que implica a las plaquetas en formación, llamadas megacarioblastos.
arriba

¿Cuáles son los signos y síntomas de la leucemia?
Los signos y síntomas más comunes de la leucemia son:

Anemia
Sangramiento y/o moretones
Infecciones recurrentes
Dolor en los huesos y las articulaciones
Dolor abdominal
Nódulos linfáticos inflamados
Dificultad respiratoria

Anemia

La anemia se origina cuando los glóbulos rojos normales son incapaces de reproducirse debido a la sobrepoblación de células leucemicas que rodea el espacio de la médula ósea. El niño podría parecer cansado, pálido, y podría presentar una respiración rápida para compensar la disminución en la capacidad de transportar Oxígeno a la sangre. El conteo del número de glóbulos rojos en la sangre (expresado como Hemoglobina o Hematocrito) estará por debajo de lo normal.

Sangramiento y/o moretones
Cuando la médula no puede producir suficientes plaquetas, puede ocurrir un sangramiento, especialmente cuando el número de plaquetas es menor que 10-20.000/mm3. Las plaquetas bajas pueden causar moretones fácilmente en el niño.

Fiebre y persistencia de infecciones inusuales
El niño con leucemia muestra a menudo síntomas de infección no específicos tales como fiebre y fatiga. Aunque el conteo sanguíneo de un niño con leucemia podría mostrar un mayor número de glóbulos blancos, estas células son inmaduras y normalmente no combaten infecciones. Como resultado, el niño podría tener dificultad para recuperarse de una infección infantil común o podría desarrollar infecciones inusuales.

Dolor en los huesos y articulaciones
El dolor en los huesos y articulaciones es otro síntoma común de la leucemia; este dolor es usualmente el resultado de una médula ósea que está rodeada por blastos leucemicos.

Dolor abdominal

El dolor abdominal también podría ser un síntoma de leucemia. Las células leucemicas pueden acumularse en los riñones, hígado, bazo o intestinos, causando un ensanchamiento de estos órganos. El dolor en el abdomen puede causar pérdida de apetito y de peso en el niño.
Nódulos linfáticos inflamados
Los nódulos linfáticos filtran la sangre. Las células leucemicas a menudo se acumulan en los nódulos, causando inflamación. La inflamación se produce en los nódulos linfáticos debajo de los brazos, en la ingle, pecho y en el cuello. Algunas veces es difícil distinguir los nódulos linfáticos de leucemia de aquellos que forman parte normal de la respuesta del cuerpo ante una infección o alergia.

Dificultad respiratoria (disnea)

En leucemia, especialmente en la leucemia linfoblastica aguda de células T, las células pueden agruparse en el timo una glándula ubicada debajo del hueso del pecho alrededor de la garganta. Esta masa de células puede producir dificultad respiratoria. Cualquier sibilancia, tos y/o respiración dolorosa o forzada requiere de atención médica inmediata.

¿Cómo se diagnostica la Leucemia en su niño?
El diagnóstico de la leucemia está basado en una historia médica completa y en el examen físico, además de las siguientes pruebas:

Conteo sanguíneo completo
Biopsia y aspirado de médula ósea
Punción lumbar
Radiografía de pecho

Los exámenes de sangre

Pueden ser hechos para evaluar el hígado, los riñones y cómo está coagulando la sangre, además para conducir los estudios genéticos. La sangre puede ser extraída de una vena a través de una aguja o de una línea venosa central. Cuando se utiliza una línea venosa central, se inserta un tubo plástico o catéter dentro de una vena importante en el pecho, cuello o brazo. Esta también es una manera común de administrar quimioterapia. El uso de una línea central evita una gran cantidad de pinchazos de aguja.
Aspirado de Médula Ósea y Biopsia
Esto implica insertar una aguja dentro de un hueso de la pelvis o de la columna vertebral y extraer alrededor de 2 cucharaditas de médula ósea para ser examinada. Los estudios de médula ósea requieren medicinas que causan molestias y usualmente sedación o anestesia general.
Punciones espinales
Esto implica que se inserte una aguja dentro de la parte baja de la espalda, entre los huesos de la columna vertebral o hueso de la espalda, para extraer el líquido que rodea el cerebro y la columna vertebral. La misma aguja puede ser utilizada para administrar medicinas para prevenir o tratar la leucemia en el cerebro o la columna vertebral (quimioterapia intratecal).
Radiografía de pecho
Esta se toma para ver si existe alguna masa de células en el timo que pueda afectar la respiración
arriba
¿Cómo se trata la Leucemia?
Usualmente la terapia comienza tratando los signos y síntomas que su niño presenta tales como anemia, sangramiento y/o infección. Adicionalmente, el tratamiento de leucemia puede incluir algunos o todos de los siguientes tratamientos:
Quimioterapia
Quimioterapia o medicación intratecal
Radioterapia
Transplante de Sangre y Médula Ósea
Medicamentos de terapia biológica
Transfusiones sanguíneas
Antibióticos

Quimioterapia

Se trata de medicinas que ayudan a combatir el cáncer. Se administran en forma oral, por vía venosa, en el músculo o en forma subcutánea. La quimioterapia intratecal se inyecta directamente al líquido vertebral para prevenir o tratar la leucemia en el cerebro y en la columna vertebral.

Quimioterapia/Medicamentos Intratecales
Este procedimiento implica administrar medicamentos a través de una aguja en el espacio lleno de líquido que rodea la columna vertebral.

Radioterapia

Utiliza ondas de alta energía tales como Rayos X para destruir o reducir las células cancerígenas. Algunas veces se utiliza para tratar la leucemia en el sistema nervioso central o en otras partes del cuerpo tales como los ojos o los testículos.

Transplante de Sangre y Médula Ósea

Este procedimiento consiste en tres pasos: 1) Recolección de células progenitoras sanas de un donante que no padezca de cáncer, o del paciente mismo; 2) administración de altas dosis de quimioterapia y posiblemente radioterapia para destruir cualquier remanente de células leucemicas; y 3) infusión de las células progenitoras sanas a través de una línea intravenosa para que comiencen a producirse células sanguíneas normales. El transplante de células progenitoras o de médula ósea se utiliza comúnmente para tratar la leucemia linfoblastica aguda que no presenta respuesta ante la quimioterapia.

Terapia biológica

Consiste en altas dosis de hormonas o de otras proteínas producidas normalmente por el cuerpo humano; las compañías farmacéuticas producen estas sustancias. Se utilizan para prevenir o tratar daños causados por los tratamiento para la leucemia a otros sistemas del cuerpo.

Transfusiones de productos sanguíneos

Algunas veces se utilizan para pacientes que sufren de anemia y quienes no pueden producir sus propios glóbulos rojos. Las plaquetas comúnmente se transfunden cuando el conteo de plaquetas está bajo. Los glóbulos blancos se transfunden ocasionalmente para tratar infecciones severas que no responden al uso de antibióticos. El plasma, líquido que forma parte de la sangre en el que se encuentran suspendidas las células sanguíneas, se transfunde en pacientes que no son capaces de producir proteínas que coagulan la sangre.

Antibióticos

Se usan para prevenir o tratar infecciones.
arriba
Etapas del tratamiento
El tratamiento de la leucemia toma meses o años y se realiza en tres o más etapas, según se describe a continuación:

Inducción
La inducción se refiere al primer mes o un poco más de tratamiento en el cual se administra una combinación de drogas quimioterapéuticas para reducir el número de células leucemicas en la médula hasta menos de 1 en 20 (5%) y además para abrir espacio para el regreso de nuevos glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas normales. Cuando esto sucede, se dice que la leucemia está en “remisión”. Esta fase podría durar aproximadamente un mes y puede ser repetida si no se logra la meta.
Consolidación
En la leucemia linfoblastica aguda, la consolidación implica uno o dos meses de tratamiento con drogas. Durante esta fase, las células leucemicas todavía están presentes en el cuerpo aunque podrían no ser detectadas en una prueba sanguínea o examen de médula ósea.
Intensificación
En la leucemia linfoblastica aguda, la intensificación consiste en repetir combinaciones de quimioterapia similares a las utilizadas en la inducción y la consolidación por varios meses posteriores a éstas. Podría implicar un transplante de células progenitoras o de médula ósea, o quimioterapia de alta dosis. El tratamiento para la leucemia mieloide aguda a menudo llega hasta este punto.
Mantención
Esta etapa del tratamiento adicional reduce el número de células leucemicas a través del uso de ciclos repetidos de quimioterapia menos intensa cada 28 días durante 18 meses posteriores en niñas o 30 meses en niños. Se requiere que los pacientes continúen acudiendo a la institución regularmente para determinar la respuesta al tratamiento, detectar alguna enfermedad recurrente y manejar cualquier efecto colateral del tratamiento.
arriba

Efectos tardíos / Sobrevivientes de cáncer
Algunos niños que han sido tratados por cáncer podrían presentar complicaciones después de varios años. Nuestro Programa provee información acerca de los potenciales efectos a largo plazo del tratamiento específico que su niño recibió, incluyendo formas de monitorearlos y tratarlos.
arriba